Inicio cultura La Cultura Entre Columnas

La Cultura Entre Columnas

803
0
Compartir

La Cultura Entre Columnas

De Milton Susilla ©

 

Migrantes…

 

“¿Por qué hay gente que se cambia de país? ¿Qué la empuja a desarraigarse y dejar todo lo que ha conocido por un desconocido más allá del horizonte? ¿Qué le hace estar dispuesta a escalar semejante Everest de formalidades que le hace sentirse como un mendigo? ¿Por qué de repente se atreve a entrar en una jungla foránea donde todo es nuevo, extraño y complicado? La respuesta es la misma en todo el mundo: la gente se cambia de país con la esperanza de encontrar una vida mejor”. Yann Martel (La vida de Pi).

 

– – – – – – – – – –

 

Arboles engarzados

Para mis hermanos migrantes.

Sed de luz, de algo remoto

pero que nos está cercano en la conciencia.

Sed, en atávica espera…

Quemante sol que no puede saciarla.

Viajero de la luz

salgo a tu encuentro

por la intrincada ruta de este verso

emerjo de las ruinas de mi desolación.

El destino, se ensaña con los débiles

Voy en busca de tu fuerza y tu esperanza

Y las palabras de mis ancestros

con señales de humo me levantan

La historia de los pueblos

es la historia de hombres que se perdieron

en la neblina de los tiempos

en una selva urbana

poblada de serpientes y alacranes

donde no hallaron fe, ni salvación.

 

Viajero de la luz

envuelto en la bruma de tus ansias

desarraigado sueñas, un país de gigantes…

Espejismo de estrellas y brújulas deformes

que apuntan siempre al norte

de un destino infausto.

Enanos, que disparan relámpagos

que destruyen los sueños con tempestad de llanto.

Taladores de hombres y de comunidades

en contubernio con seres, desprovistos de madre

Progenitores de la desigualdad creciente

Poderosos que clavan el colmillo del hambre

Que juegan a la guerra y oprimen la garganta

Queriendo silenciar la voz del pueblo

Queriendo eliminar sus conquistas históricas

Queriendo despojar de su heredad al débil

Queriendo devastar la madre tierra

Queriendo vulnerar la dignidad humana.

 

Viajero de la luz

salgo a tu encuentro

por la sureste ruta de mis versos

herida de muerte por la ausencia

del viajero de luz que no volvió…

Que el llanto consolide tu imagen

del barro mismo de mi raza

Ánfora de aspiraciones hechas canto

bebo tu fuerza y tu esperanza

Tu grandeza no cabe en esa puerta

el tirano de tajo, la acortó…

 

Viajero que llegas a Acayucan

Si ves al mismo talador…

Mira mejor las luces de sus árboles

frutos de ancestral tradición.

Hoy me abro a la vida

y los brazos se me llenan de garzas

que regresan cansadas, albas de sol.

Que sus plumajes te den la bienvenida

Que en cada paraje de Acayucan

encuentres sombra amiga

y te reciban como yo, con luz de amor.

 

Graciela Cervantes Espinosa.

 

– – – – – – – – – –

 

“Sé el padre de los pobres. Cada suspiro que tu dureza les arranque, será una maldición que caerá sobre tu cabeza… Respeta al extranjero y al viajero, porque su posición les hace sagrados para ti. Cuando a tu vez seas extranjero, no abuses de esa circunstancia pretendiendo mayores consideraciones que las de la justicia”. CMM.

 

– – – – – – – – – –

 

Descafeinado (Micro-relato)

 

¿Un café poeta?

-Si, por favor.

-¿Descafeinado?

-No… de esos que le gustan a ella.

-¿Sin azúcar?

-No, ¡Sin amor!

Milton Susilla ©

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here